viernes, 1 de mayo de 2015

¿Por qué patinete?



Todo empezó en septiembre, cuando conseguí un trabajo en Valladolid, mi ciudad! Y eso quería decir adiós a tener que usar todos los días el coche para ir y volver de currar... aleluya!

Ahora vivo a 15-20 min. andando del trabajo. ¡Un sueño hecho realidad! Pero es un poco aburrido ir cada día caminando.
Las bicis molan, pero mi relación con la bici es... ejem, complicada! Me pasa un poco como muestra Calvin de Calvin&Hobbes sobre estas líneas. XD

Y de repente pensé: patinete! Es más rápido que caminar, más divertido, se hace mayor ejercicio, son mucho más pequeños que una bici... ¡a probarlo toca! 
Al principio la gente se sorprendía un poco de verme usar el patinete como un auténtico medio de transporte, pero poco a poco la cosa fué cambiando, quizá porque todo el mundo se acostrumbró a verme, o a lo mejor soy yo la que se acostumbró a verles a ellos!!

A diario utilizo el carril bici, y si quieres ir rápido, es más que recomendable, pero también puedo ir por cualquier acera si lo necesito, porque no soy una bici, soy solo un peatón con ruedas, y eso también me da seguridad porque ir por la carretera como hacen las bicis con todos esos coches alrededor... ¡solo pensarlo ya me pongo nerviosa!

Comparado con los patines de toda la vida también tiene la ventaja de poder ir con zapatos normales, y así poder caminar al instante si aparece algún tramo que no permita rodar. Cuando llegas a tu destino, tampoco tienes que cambiarte de calzado, y al contrario que la bici no tienes por qué dejarla atada en la calle y rezar para que no le pase nada, solo tienes que plegarlo, ponertelo al hombro y seguir con lo tuyo: al cole, de compras, bancos, biblioteca, autobuses... ¡a donde sea!


El patinete es una opción perfecta para medias distancias dentro de la ciudad. Lo recomiendo al 100% (y si toda la familia tiene uno, las excursiones en patinete son super divertidas!)
¿Qué os parece la alternativa "patinete" para desplazarse?


No hay comentarios:

Publicar un comentario