lunes, 25 de mayo de 2015

Teléfono estilo Retro




Si hay algo que una casa estilo vintage necesita, es un teléfono antiguo. Un teléfono que además de dar un servicio, sea una pieza de decoración en sí misma, un teléfono que haya sido testigo de cientos de horas de conversación a lo largo de su vida. 

Como amante de las máquinas antiguas, decidí que mi casa tenía que tener un teléfono Heraldo. Heraldo es el modelo clásico de teléfono de los 60 con rueda y el auricular arriba a modo de orejas.




Si tenéis suerte, puede que haya un teléfono antiguo perdido en algún armario en casa de vuestros padres o abuelos. Si no tenéis tanta suerte, hay un mar de teléfonos antiguos a un precio muy razonables que están buscando nuevo dueño en internet.

Cuando los teléfonos antiguos comenzaron a revalorarse, una empresa alemana se dedicó a restaurar y repintar todos los que pudieron encontrar. Esos teléfonos son geniales porque son realmente antiguos pero el nuevo color llamativo les da un toque actual, que encaja mucho mejor en un hogar de hoy en día. Podéis encontrar un teléfono repintado por unos 60€ en montones de webs. Yo os recomiendo www.todocoleccion.net 

Si tenéis un Heraldo que funciona pero tiene un color muy triste, se pueden pintar en casa fácilmente utilizando pintura en espray, tal y como yo pinté mi antigua máquina de escribir:  http://www.carmelillasblog.com/2015/05/dads-old-typewriter.html 
O si no funciona pero sois lo suficientemente manitas como para saber aprovecharlo en otro aspecto... Mirad lo que encontré en una cafetería en Ávila, por ejemplo: 


Hay algunas tiendas físicas que tienen una excelente selección de teléfonos retro, como KARIBÚ, en Malasaña, Madrid. Si vivís en Madrid, o pasáis por allí, no se os olvide echarle un ojo. Tambíen podéis ojearlos por internet:  www.tiendacaribu.com

Ahora toca ser sinceros y decir todo lo negativo de utilizar teléfonos antiguos. Los contras no serán muy importantes si, al igual que yo, raramente utilizáis el teléfono fijo, pero aún así, puede que os moleste el hecho evidente de que no tienen memoria, ni rellamada, ni reconocimiento de llamada. Tampoco son inalámbricos asi que tienes que quedarte junto al teléfono mientras hablas, y por supuesto tienen el gran inconveniente de la rueda. La rueda que hay que usar para marcar, porque aunque me encanta el sonido y me recuerda a mi infancia, y a la casa de mis abuelos, lo cierto es que es muy poco práctica, y se marca muy despacio con ella. 

Por eso recomiendo utilizar ese tipo de teléfonos para hablar, como segundo teléfono, pero para marcar, es mejor uno de botones. Podéis mantener el estilo retro con las facilidades de un teléfono moderno, ya que hay unos cuantos modelos de teléfonos modernos que imitan teléfonos de los 60 y que son preciosos. No hay muchos modelos pero sí tienen el suficiente éxito para encontrarlos con facilidad. Yo compré este Alcatel en Media Markt, sin tener que buscarlo en ninguna tienda especial. 

Tengo los dos teléfonos pero el moderno es el principal, en el que llamo, y el otro, si me llaman y estoy más cerca de él, también lo puedo usar. Y así, mantengo la estética y resuelvo los contras!!





¿Vosotros usáis un teléfono antiguo o retro? ¿cuál? ¿Cual es vuestra experiencia con él?


No hay comentarios:

Publicar un comentario