lunes, 29 de junio de 2015

COME Y CALLE LEÓN


Este fin de semana nos dio la ventolera y fuimos a pasar el día a León. Al igual que otras muchas ciudades, León celebra sus fiestas la semana de San Juan, y nos animamos a acercarnos a ver que se cocía. 

León es una ciudad preciosa a la que solemos ir con bastante frecuencia ya que toda mi familia es de la provincia de León, y tenemos la suerte de tener grandes amigos allí.

Además de disfrutar del ambientazo que rodeaba la catedral y la calle ancha, nos dimos una vuelta por el mercado de fruta en la plaza del ayuntamiento. Después de un vermú rapidito en el Húmedo, nos fuimos derechitos al mercado de pulgas y los food trucks que Come y Calle León había preparado en la plaza de San Francisco.





El mercado de pulgas era pequeñito, aunque sí contaba con algunas curiosidades que nos encantaron, y sobre todo, flipamos con la variedad de food trucks, que no solo contaban con un menú más que variado si no que cada uno de los vehículos era un auténtico espectáculo. Rescatados del olvido, había caravanas de los sesenta y setenta, furgonetas antiguas y hasta un mini. 

Y no puedo olvidar y dar mis felicitaciones por la maravillosa selección de música que el DJ tenía seleccionadas. Los éxitos del rock de los 60 y 70 se mezclaban a la perfección con Indie y rock alternativo. No dejé de bailar ni un segundo!! 

Como el parque de San Francisco está equipado con jardín, un césped muy cuidado e incluso mesas de merendero, pasar el mediodía allí fué una delicia. 



¿Y qué comimos? Ah sí! Pues de todo, chapatinas de tortilla con jamón y chistorra, pinchos morunos y sazonados al estilo particular del food truck de turno, y una pizza de chorizo y pimiento. No podíamos más, pero con ganas nos quedamos de un poco de sushi o "morcilla por un tubo" (literalmente el nombre de la tapa estrella del food truck "la morcillería") 

Después de un cafetín, llegamos a la Plaza del Cid, que estaba llena de juegos infantiles y pequeños puestos para que los niños experimentasen con el agua. La más bonita y llamativa era la pesca del patito de goma, en la fuente central del parque. Yo misma no pude evitar acercarme a la multitud de instrumentos musicales fabricados con material de reciclaje que sonaban gracias al agua.






Antes de marchar, hicimos un par de visitas a las tiendas de la calle Ancha. Mario se compró un Minion con el que no dejó de jugar en lo que restaba de tarde, y los más mayores nos premiamos con una visita al patio interior de la FOUR LIONS BREWERY, donde se estaba de maravilla probando las diferentes cervezas de fabricación propia que sirven. Lo que se dice un rincón especial. 

La visita a León fué el plan perfecto de Sábado. Un gran día!!!











No hay comentarios:

Publicar un comentario