lunes, 1 de junio de 2015

VII Feria del Pan de Grijota





Suele decirse que a falta de pan, buenas son tortas... en este caso más bien podría decir que a falta de cerveza, bueno es el pan; y es que llevaba tiempo esperando que llegara la Feria de la Cerveza de Arroyo de la Encomienda, que el año pasado disfruté a tope, pero este año, fue imposible. Tuvimos que compensar con la Feria del Pan que se celebraba en Grijota, un pueblo junto Palencia, al día siguiente, y la verdad que entre la Feria y la compañía, no volví a acordarme de Arroyo.

Y es que mi padre necesitaba ayuda con su mudanza, y a eso no me pude negar!! Nos pasamos todo el día cargando y descargando, y cuando por fin llegamos a Valladolid, el cuerpo no pedía ferias... :(

No preocuparse!! Aún me estoy reservando para la mítica Feria de la Cerveza de Sebúlcor (Segovia) ;) jeje! 

De momento, puedo contaros que los que presenciaron la Feria de la Cerveza de Arroyo comentan que está dejando de girar en torno a la cerveza que es lo que a los clásicos de la feria les gusta, y es que entre carreras, Zumba y Zumbón, daban ganas de decir: bueno tú sírveme de una caña y calla XD 

De lo que sí puedo hablaros bien es de la Feria del Pan. Grijota es un pueblo pequeño pero se lo sabe montar muy bien, porque en la feria del Pan parecía que lo regalasen! Se celebra en la Plaza del Ayuntamiento, que es bastante grande, y cuando llegamos nosotros estaba hasta arriba!!

Ente los bailes regionales, música ambiente, la barra del bar de la plaza y la parejita de Grijotanos hechos con alpacas de trigo, a mí me conquistaron. 





Allí había de todo lo que se puede hacer con masa de harina: desde la tradicional hogaza a palmeritas de chocolate. Pasando por bollos preñaos, empanadas, napolitanas, magdalenas, tortas de chicharrones, tortas de anís, de azúcar de de... de todo! 
Nosotros solo cogimos una empanada de jijas, que nuestra familia es pequeña y si no nos cebamos!!

Los que van a ampliar la familia son nuestros amigos Bego y Miguel, que son palentinos de toda la vida y fueron nuestros guias, y quiénes nos recomendaron la feria. 






Grijota no se queda solo en la Feria. Su iglesia, sus tejados de tejas mezcladas en multitud de tonos desde el granate al crema, y por supuesto el paso del Canal de Castilla, bien merecen la visita. 

¡Ya tenemos una chincheta más en el mapa de pueblos de España!




No hay comentarios:

Publicar un comentario