jueves, 24 de septiembre de 2015

Otoño, tiempo de cerveza casera!!


Buenos días! Ya estamos a las puertas de un nuevo fin de semana, y como además empieza el otoño, estoy muy contenta. El otoño es una de mis estaciones favoritas, por su clima, la recolección de las cosechas y porque es el momento perfecto para elaborar tu propia cerveza casera!.

Esta será la segunda vez que Rubén y yo elaboramos nuestra propia cerveza casera. ¡A ver si nos sale tan rica como la anterior! En esta ocasión hemos elegido una cerveza del tipo heavy ale, muy típica en tierras escocesas. En Escocia llevan haciendo cerveza nada más y nada menos que 5000 años! Este tipo de brebaje se diferencia del resto por su color tostado y su amargo sabor, aunque su graduación alcoholica tiende a ser pequeña (4º-5º)



Esta cerveza, al igual que nuestra Beerrita (nuestra primera cerveza) se vende en forma de melaza concentrada, y es muy fácil de elaborar, cualquiera puede hacerlo en casa. Veamos como se hace:



El primer paso es calentar la melaza al baño maría para que quede más liquida y manejable, con unos 5 minutos será más que suficiente.



A continuación ponemos la melaza en nuestro barril de fermentación, el agua que hemos hervido nos puede servir para limpiar bien los botes por dentro y no desperdiciar ni pizca.



Después de poner la melaza en el barril junto con el agua hirviendo que hemos usado antes, el siguiente paso es llenar el barril con agua fría hasta alcanzar la cantidad que se requiera, en nuestro caso 20 litros. Una vez el barril lleno, añadimos a la mezcla la levadura, el ingrediente mágico que transformará nuestro mosto, en cerveza.



Removemos bien la levadura para que quede bien disuelta...



y sellamos nuestro barril con un "airlock", que nos va  a servir para saber cuando ha terminado la primera fermentación. Durante la fermentación, el agua se mueve en esa especie de vasos comunicantes y cuando se estabiliza, sabemos que ha finalizado.



Una vez terminado el proceso, guardamos nuestro barril lleno de mosto en un lugar fresco y seco, procurando que la temperatura se mantenga entre 18 y 22º. 
Como veis, hacer vuestra propia cerveza es muy fácil, nosotros compramos el material en tu cerveza casera
Ahora solo nos falta el nombre para nuestra nueva amiga, aceptamos sugerencias ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario