jueves, 1 de octubre de 2015

HOME SPOT: La alacena de tatarabuela Amparo



No siempre que heredamos muebles éstos son aprovechables, aunque siempre merece la pena buscar una solución para que un mueble que lleva generaciones perteneciendo a la familia, continúe en ella.

Algunos muebles fueron modernos,pero ahora dan un aspecto de casa descuidada y pasada de moda. En esos casos a menudo basta un toque personal como una capa de pintura nueva. Un nuevo color puede dar una nueva vida a cualquier mueble.

Pero en otras ocasiones, como el caso de la alacena de la tatarabuela Amparo, encontramos un mueble afortunado que durante el paso de los años y los siglos ha tenido un trato tan cuidadoso, y fue diseñado de un modo tan sobrio y atemporal, que no merece la pena tocarlos. Éstos muebles permanecen como cápsulas del tiempo en los que puedes imaginarte cientos de cosas que se han guardado en ellos, y pensar en sus diferentes dueños y hogares a lo largo de los años. Muebles con los cuales uno se siente parte de la historia.



Estos muebles antiguos pueden contrastar con la modernidad de las casas de hoy en día y dar un toque especial en cualquier parte. En el caso del mueble de la tatarabuela Amparo, decidí pintar la pared de detrás de un fuerte amarillo para que contrastara con la sobriedad del mueble. Sobre la encimera, todo tipo de objetos antiguos destacan la auténtica antigüedad de la alacena. Un rincón que me encanta contemplar. 







La alacena de la tatarabuela Amparo, lleva ya cuatro generaciones en la misma familia. Amparo era la tatarabuela de Rubén. Tras ella el mueble perteneció a su hija Felisa de nuevo, que era la tía-bisabuela de Rubén, (o la bisa tía-abuela, ya no sé como se dice). Felisa vivió muchos años, y de ella pasó directamente a los padres de Rubén. Ellos lo tuvieron hasta su última mudanza, y desde este año, lo tenemos Rubén y yo. Estamos hablando de cerca de 200 años. ¡dos siglos! 

Me encantaría poder ver una especie de time-lapse en el que conocer las distintas casas y usos que tuvo esta alacena... aunque ya estoy contenta de poder contemplarla!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario