martes, 3 de noviembre de 2015

Y si te vuelvo a ver pegar un corazón de fotos en la pared... (DIY)






































Para aq
uellas juventudes que no me hayan pillado la tontería del título.... hacía referencia a esa cancionita de RADIO FUTURA de mi infancia... corramos un estúpido velo y vamos a lo que vamos!

Úlimamente he visto por internet una idea de lo más chula, que es imprimir tus fotos del instagram (o de otro sitio, pero cuadradas) y hacer con ellas un mosaico en forma de corazón en la pared. Lo cierto es que queda precioso!! Y da un aspecto muy juvenil, como de collage.

El problema es que suponer pegar muchas fotos directamente en la pared... fotos sin protección que no van a durar mucho pero si pueden dañar la pintura de la pared... Lo encuentro perfecto para aquellas paredes en las que sabes que no vas a dañar, o quizá... una puerta! Yo me he decidido por lo de la puerta. 

Si escoges fotos propias, que tengan un tamaño común de 15x15 por ejemplo, te quedará un corazón bastante grande, cercano a los 70 cm de ancho. Eso sí, a mí me parece que queda genial siendo bien grande.

En mi caso, yo no tenía una pared libre tan grande, pero sí tenía ganas de poner algo en la puerta de mi habitación, y pensé que en versión reducida, con fotos pequeñitas, podría quedar también muy bien. 

Lo único malo de los corazones de fotos... (si es malo, que no se yo) es que en realidad las fotos individualmente no se aprecian mucho, digamos que el bosque no deja ver los árboles. Por eso no merece la pena dedicar mucho tiempo a hacer una gran selección de fotos.

Una amiga mía que sabe que nos encantan las Volkswagen Van, me regaló esta colección de mini postales de furgonetas antiguas, y pensé que eran ideales para fabricar mi corazón de fotos.

Las recorté para que quedaran todas cuadradas y del mismo tamaño y listo. Lo de recortarlas funciona también con fotos de 10x15 para convertirlas en fotos de 10x10, está claro, y además, recortarlas tú mismo es mucho más barato que mandarlas revelar en cuadrado, no me preguntes por qué hay tanta diferencia...

En la superficie de la puerta, y como las fotos no pesan nada, con un poquito de Blue Tack en cada una es suficiente.

Me quedó algo más estrecho de lo que me hubiera gustado por culpa de la moldura de la puerta, pero aún así estoy satisfecha con el resultado. ¿Qué os parece?




No hay comentarios:

Publicar un comentario