miércoles, 30 de marzo de 2016

DECORACIÓN SOSTENIBLE: Vitrina reciclada con tela de gallinero.


Decorar una nueva habitación de la casa está siendo apasionante. La que va a ser la habitación de Eva, fué durante un tiempo la habitación donde estaba la mesa del ordenador, un frigorífico para las cervezas caseras y demás purrela indescriptible. Vamos que no era nada de nada!

Así que me encanta que por fin la cosa empiece a tener un sentido, comenzando por los muebles. Hace tiempo había estado viendo por internet vitrinas restauradas utilizando tela de gallinero en lugar de cristales, y me enamoraron!!! Así que en cuando he visto la oportunidad....
mueble de malana's workshop http://www.malanasworkshop.com/


La vitrina que restauramos hoy la hizo el abuelo de Rubén y formaba parte de un juego de muebles de salón. Color pino, cristales traslúcidos, y balda de cristal transparente. Vaya el típico lugar donde mostrar el juego de té, o las botellas de orujo.




Para retirar el cristal tuvimos que retirar primeramente el marco interior que los sostenía. Éstos estaban clavados a las puertas pero no fué difícil separarlos.




Escogimos darle una capa de imprimación blanca bajo la pintura de tiza, no porque fuera necesaria, ya que la pintura de tiza no necesita imprimación, si no para que al decapar y lijar el mueble, éste dejara ver el color blanco de la capa inferior.



Tras la imprimación dimos una capa de pintura de tiza. Se trata de una pintura al agua de muy buena calidad, acabado super mate, y prácticamente inodora, lo cual me viene muy bien en mi estado... y después lija media en lugares típicos de desgaste: ras! ras!






Colocar la tela de gallinero en una puerta es, sin duda, trabajo para dos. Después de recortar el tamaño exacto con la ayuda de los cristales anteriores, se grapan al marco de los agujeros. Necesitaréis una grapadora de pared, y paciencia. En nuestro caso también necesitamos la ayuda de un martillo para aquellas grapas que quedaban algo separadas de la madera. 





El proceso es lento porque mientras uno maneja la grapadora, otro debe mantener en su posición tanto la puerta como la tela metálica. ¿Es necesario separar las puertas del mueble? ¡Por supuesto!





La tela de gallinero se vende en rollos largos, asi que os sobrará seguramente un montón para otros proyectos. Como la tela tiende a enrrollarse por sí sola, al principio la tela del mueble tendrá un aspecto algo combado. No le deis mucha importancia, es inevitable.

Una vez colocada la tela, volvimos a colocar el marco interior con las mismas puntas con las que venía, principalmente para esconder un poco las grapas que lo unen.



Lo último fué sustituir la balda original de cristal por una de madera, más acorde con el aspecto rústico que tiene ahora el mueble.




Estoy super contenta con el resultado de la tela de gallinero. En este mueble colocaré las mantitas y arruyos para el bebé, y de este modo quedan a la vista. Además la tela de gallinero se puede aprovechar para colgar colgantes, pinzas, ropita, o cualquier detallito.











No hay comentarios:

Publicar un comentario