miércoles, 2 de marzo de 2016

DIY- Tablón para fotos personalizado


¿Qué habitación de niño o adolescente que se precie no tiene un buen tablón de corcho para las entradas de cine, las fotos y demás?
Creo que todo el mundo ha tenido o tiene uno, ya que no solo son muy útiles, si no que son tan fáciles de personalizar que pegan en cualquier parte.


Esta vez, he querido dar un paso más, y preparar un tablón de corcho para poner las primeras fotos de Eva, pero sin que se vea el corcho; es decir, cubriéndolo con alguna tela escogida.

En mi caso compré un tablón nuevo VÄGGIS en Ikea, que viene con el marco pintado de blanco, lo cual me vino ideal para lo que estaba pensando. También compré un pequeño retal STOCKHOLM, y eso es todo lo que se necesita!!



En primer lugar medí meticulosamente el corcho, sin contar el marco, y recorté un retal ligeramente más grande. La parte que sobra la doblaremos hacia dentro y sujetaremos con alfileres, para hacer un dobladillo y que no se deshilache.





Antes de coserlo, la sobrepuse de nuevo sobre el corcho para comprobar que las medidas seguían encajando. Si es así, ya puedes coger la máquina (o a mano) y rematar la tela.




Una vez terminado el remate, solo hay que encajar la tela en el corcho de nuevo, y fijarla de manera permanente. Se puede pegar con cola, pero yo opté por lo más fácil y rápido que era graparla con una grapadora bien fuerte, preferiblemente de tapicero.





Si queréis que la tela que cubre el corcho permanezca como nueva mucho tiempo, es recomendable que utilicéis alfileres y no chinchetas para clavar vuestras fotos. Hay multitud de alfileres con la cabeza de colores que quedarán también muy vistosas y no agujerearán la tela.




¡Ahora ya solo hay que colgarlo y disfrutarlo! 




No hay comentarios:

Publicar un comentario