martes, 5 de abril de 2016

DECORACIÓN SOSTENIBLE: Mueble con estampado en zigzag


Con este mueble hemos querido ser algo atrevidos y dar un toque juvenil a la habitación. Este pequeño armarito va a juego con la anterior vitrina que restauramos, pero como no tenía cristales en las puertas, ni ningún tipo de moldura, nos pareció que pintarlo del mismo color y punto, aunque hubiera funcionado, habría quedado algo plano, algo sosete.




Además no a todos los muebles les queda bien el decapado rústico. En este caso el mueble tiene unas líneas tan rectas, y es tan minimalista que, aunque no hubiera quedado mal, no es, en mi opinión, lo que este mueble pedía.

Decidir hacer un dibujo sobre un mueble, es complicar un poco el proyecto, eso está claro. Como no soy una artista del dibujo... optamos por dibujos geométricos. 

Antes de hacer ningún dibujo, le dimos una capa de imprimación blanca al mueble. Una vez seca, esta imprimación nos servirá de folio en blanco en el que hacer el diseño. Lápiz, goma y regla, nada más. 

Cuando tuve la primera franja, la delimité con cinta de carrocero, y en mi caso también protegí el resto del mueble, porque la única pintura negra que me quedaba era en espray.





Una vez seco se retira la cinta y se continúa con el diseño. En mi caso, otras dos franjas alrededor de la negra, pero esta vez, blancas (o bueno, gris angora, o eso pone) 





Una vez secas también las tiras blancas, pinté el resto del mueble del azul tiza de la vitrina con la que va a juego. ¡y listo!





Bueno, es muy fácil de decir pero estuve un día con cada color!! 

Le hemos dado un aspecto renovado y está listo para decorar y ser útil durante otros 30 años!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario