martes, 12 de abril de 2016

DIY: Cactus de Crochet sencillo



El otro día entré al FNAC y ví que vendían unos preciosos cactus de crochet o ganchillo. Ya había visto otros en la red pero aquellos me parecieron taaan monos que me animaron a probar a hacer uno yo misma. 

Los cactus de crochet pueden ser bastante sencillos o bastante complicados. Lo ideal, es comenzar con uno sencillito y cuando éste te haya quedado bien, ir avanzando con otros más difíciles, o al menos eso he hecho yo. 

Para hacer un cactus de crochet necesitaréis:


-Lana verde, o del color del que queráis el cactus (lana más gruesa hace cactus más grande, y viceversa)

-Lana marrón para la tierra.

-Lana de algún color del que queráis poner las florecillas.

-Agujas de ganchillo del ancho de la lana, y aguja lanera normal.

-Piedrecillas

-Relleno

-Tiesto





Mi primer cactus lo hice un domingo con la lana que tenía por casa. El verde es bastante oscuro, pero era el único verde que tenía, y le puse una flor amarilla y otra morada, ya que eran los únicos colores que tenía por ahí... aún así creo que me quedó bastante mono.

Si estás familiarizada con los tapetes, alfombras o gorritos de crochet, éste cactus es muy similar. Se empieza en el centro y de ahí se van dando vueltas con aumentos todo alrededor, hasta llegar abajo del todo donde se hacen unas cuantas disminuciones, y listo.






Para hacer mi cactus sencillo, seguí los consejos de este vídeo tutorial: 




Esta claro que no lo seguí 100%, ya que yo hice solo uno, y lo hice rellenito, no en plano, sin embargo me sirvió igualmente de mucha ayuda. 

Las florecitas que hice, las hice a mi bola totalmente. Son tan pequeñitas que casi cualquier cosa que hagas va a quedar bien! 

La flor amarilla la hice tipo rosa, creando primero una cadeneta y luego haciendo punto deslizado al principio, medio punto, después punto alto, y después volviendo al medio punto y al punto deslizado,  de manera que queda el tramo del centro más ancho que el resto. Después se enrrolla sobre sí mismo y listo.



Para la flor morada hice un pequeño círculo, tal como se comienza el cactus, y después con la aguja lanera lo fruncí.



La misma aguja lanera nos sirve para unir las flores al cuerpo del cactus, y una vez hecho esto, rellenamos el cactus para que quede regordito y todo mono.




Lo último es hacer la tierra. Con la lana marrón hacemos un anillo mágico, o una mini cadeneta, ya que no hace falta que quede perfectamente fruncido, y después se van haciendo aumentos hasta que el círculo nos quede del tamaño de la abertura del tiesto que hayamos escogido.

Bajo la tierra, en el tiesto, colocaremos mas guata, u otro tipo de relleno, y también añadiremos unas piedras que aporten peso (aunque eso depende del material del tiesto) 



Sobre la tierra, opcionalmente, se pueden poner algunas piedrecillas para decorar, y para que quede mejor sujeto todo.

¿Ha quedado mono verdad? 





Si os gusta, el tiesto que yo escogí es un tubtrug mini, que venden en Bricorama.

Hacía mucho que no hacía ganchillo con lana y me ha gustado un montón. ¡¡Fijo que sigo con los cactus!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario