miércoles, 27 de abril de 2016

DIY: Cactus de tela con botones


¡Si! Aqui sigue la loca de los cactus... esta semana os traigo una duda: ¿Qué mola más, un cactus de crochet, o uno de tela? 

Yo no lo sé, pero para despejar dudas, quise probar uno de cada. Esta semana, de tela. El de crochet lo tenéis en este post.

Ya sabéis lo que me mola reciclar y reutilizar, y tengo por casa unas cortinas viejas y descoloridas color verde, que ya he utilizado en otros DIY, y que no paran de serme útiles. Para este cactus, no he utilizado ningún tutorial, solo mi cabecita despejada (que de vez en cuando tiene sus ratos de inspiración oye)

¿Qué necesitáis?
-Tela verde (o de otro color) para el cuerpo del cactus.
-Botones de colores, o botones y tela adhesiva para forrarlos.
-Hilo y máquina de coser (o ganas de coser a mano)
-Relleno para el interior.
-Fieltro (si es marrón mejor)
-Piedrecitas
-Un tiesto 

¿Cómo se hace?

1. Con un lápiz, marcas en el reverso de la tela la forma que quieres que tome el cactus. Si quieres que sean varios, haz varios.

2. Une con alfileres otra tela a la parte de atrás de la que tiene el dibujo. Muy importante que dejes que ambas partes exteriores de la tela queden ahora en el interior, es decir lo de fuera, adentro.




3. Elige hilo del color de la tela, y cose siguiendo tu dibujo original. 




4. Ahora recorta la tela como 0,5 - 1cm por fuera de la costura.




5. Dales la vuelta. Si quieres que a uno de ellos le salga un hijito de la cocorota, descose el torcito que sea necesario para incorporárle el hijito.






6. Rellena el pequeño antes de coserlo al grande. Déjalo sujeto con un alfiler, y luego, da la vuelta de nuevo al grande. 

7. Cose la pequeña parte del cactus peque que sobresale en el interior del grande. Vuelve a dar la vuelta al grande.




8. Rellena el resto de cactus.




9. Cóseles libremente a tu gusto los botoncitos. Si como yo, tienes botones feos en casa, puedes forrarlos con unos retalitos de tela, y si es tela adhesiva será mucho más fácil y quedará mejor. 





10. Por último, haz un círculo de fieltro del tamaño de la abertura del tiesto, y haz unas ranuras en donde quieras coser los cactus. Los introduces ligeramente por la ranura y coses. (Si en este paso observas que los cactus no se sostienen solos, es el momento de introducir algún palo que sirva de columna)





11. Asienta el fieltro en el tiesto, rellenándolo de piedras y guata, o lo que sea. Pon también piedrecillas sobre el fieltro para decorar y darle más estabilidad. 

¡Observar y disfrutar del resultado!




Si os gusta, el tiesto que yo escogí es un tubtrug mini, que venden en Bricorama.
Tanto el cactus de crochet como el de tela llevan prácticamente el mismo trabajo, asi que eso es lo mismo, solo es cuestión de preguntaros cual os mola más. ¡Yo no soy capaz de decidirme!





No hay comentarios:

Publicar un comentario