miércoles, 11 de mayo de 2016

RETO ANALÓGICO: La doble exposición




Ahora que ya llevo algunos revelados con mi cámara analógica lomogáfica Diana f+, pienso que me hubiera encantado haber encontrado en internet alguien que me aconsejara sobre su uso, y me contara su experiencia, asi que allá voy... os contaré la mía. La fotografía analógica tiene muchas posibilidades, pero hoy me centraré en hablaros de la DOBLE EXPOSICIÓN:

Se trata de hacer dos fotografías en un mismo tramo de película; una sobre la otra. Pueden tomarse en cualquier cámara analógica en la que el carrete se pase manualmente. Basta con no pasar el carrete hasta haber hecho dos fotos. 

Tened en cuenta que las imágenes se mezclarán libremente, no como tú desearías; eso sí, un par de consejos os pueden ayudar a conseguir la doble exposición que deseáis:

1. Las dos imágenes lucharán por ser la "prota" de la foto, y siempre gana la que más iluminada está. Si una de las capturas está mucho más iluminada que la otra, es posible que ni se intuya la doble exposición. Cuanto más similar sea la iluminación de las capturas, mejor quedará la mezcla de ambas.

2. Ante dos capturas con una iluminación similar, normalmente toma protagonismo la que se ha tomado en primer lugar, porque la película está virgen cuando se ha tomado, y es más sensible a captar cualquier cambio de luz, mientras que la segunda captura tendrá que conformarse con lo que no haya ocupado la primera.

Un ejemplo de doble exposición con buenos resultados, aparte de la primera foto:




Doble exposición con malos o regulares resultados: 


En esta foto el bosque pretendía ser el fondo y la cascada la imagen principal, pero el resultado es totalmente al contrario porque lo hice todo mal: el bosque estaba más iluminado, y para colmo, lo fotografié en primer lugar...


 En este caso la doble exposición ha salido regular. Se ven unas nubes sobre las caras pero... no aportan nada en realidad, solo es un selfie rarito. No está mal.



Esta no sé si está bien o mal. Sobre los girasoles se ve el retrovisor del coche y algunos árboles. Como representación de un viaje, que es lo que era, no me disgusta del todo, pero no es de mis favoritas está claro. 

Aunque yo os hable únicamente de las características especiales de ésta cámara, tened en cuenta que un lugar bonito y una buena iluminación son un acierto siempre, una foto sencilla puede ser la mejor:




¿Os he servido de ayuda? Eso espero. ¿Os he animado a la fotografía analógica? ¡Preguntadme cualquier duda que os haya quedado! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario