miércoles, 15 de junio de 2016

ANTES & DESPUÉS: salón industrial + vintage





Cuando llegó la hora de decorar el salón de nuestro piso, me dí cuenta de que en realidad lo tenía todo en la cabeza desde hace tiempo, y que las decisiones estaban claras porque teníamos muy claro lo que queríamos y lo que no.

Por ejemplo, llevábamos tiempo seguros de que la habitación más importante de toda la casa tenía que estar pintada en gris; un color sobrio que te deja vía libre para decorar de mil maneras. 

Lo de añadir una zona en amarillo intenso, era cosa mía, y la mayoría de gente no estaba muy convencida cuando lo veían en proceso, por ser un color atrevido; y ya sabéis lo malo de los colores atrevidos... terminas odiándolos!! Pero yo estaba muy convencida porque ya veía el resultado final... y me alegro de haber seguido con mi idea!! A mí el amarillo solo me gusta como contrapunto de otros colores, y claro, los otros colores no llegaron hasta que llegaron los muebles.

¡Los muebles! Contábamos con muchos muebles antiguos que podíamos rescatar; de todos ellos dos fueron los que nos convencieron. El primero, el mueble de salón, no sé como llamarlo... mueble de televisión? Desde luego  ahora lo es, pero nunca antes lo había sido, solo un armario. Un mueble de los años 70 muy sobrio y color pino. Nos encajó muy bien una vez lo pintamos y decapamos (podéis ver el proceso en este post)




La pared en la que tenemos la televisión no es muy ancha, es prácticamente igual de ancha que el mueble, asi que para no recargar esa pared en exceso, no podíamos añadir las vitrinas supletorias que venían con el mueble original. Hacía falta algo mucho más ligero, y para eso optamos por utilizar antiguas cajas de fruta como estantería (también tenéis aquí el post del proceso de rescate de las cajas)

Las cajas no estaban elegidas al azar. Eran el complemento perfecto para la mesa de café. Una antigua bobina de cable restaurada a nuestro gusto (aquí podéis ver como restauramos la mesa




Junto con la gran lámpara de cobre, el estilo industrial estaba conseguido. Un sofá todo lo grande que admitía el espacio (porque la verdad, somos muy sofanderos) , hace de separación entre la zona de televisión y la zona de... ¿de comedor? pues no, no hay zona de comedor...

Cuando vinimos a ver la casa antes de comprarla, vimos que la anterior familia sí tenía una mesa de comedor redonda detrás del sofá, pero dadas nuestras costumbres, necesidades, y la distribución del salón... pues nos pareció que bien podíamos prescindir de la mesa, y dejar un espacio diáfano perfecto para jugar en el suelo, por ejemplo (con esa enorme alfombra de trapillo casera, aquí tenéis el post de cómo la hice




La parte amarilla del salón está ocupada por el segundo mueble recuperado que decidimos incluír en nuestro salón. Una alacena que ronda los 200 años y que todo ese tiempo había formado parte de la vida de la familia de Rubén!! Estaba tan bien conservada que no podíamos ni tocarla. Los cristales verdes traslúcidos son también los originales, y el color verde de éstos junto con la sobriedad del mueble antiguo, fueron los que me empujaron a dejar la pared de atrás amarilla, como complemento del verde, atrevida, como contraste de la seriedad, y modernilla, para no crear un rincón "rancio" dentro del salón.




También como contraste de la gran alacena antigua, frente a ella decidimos incluír un mueble cajonera color super rojo, metálico, para continuar con ese toque industrial, que además es un zapatero ideal :P




El resto lo hacen los detalles: El mosaico de cuadros heterogéneos en la pared libre principal, fotografías en un soporte amarillo para dar presencia al amarillo del lado opuesto de la habitación. Y mis favoritos ¡las antigüedades! La máquina de escribir, teléfono, cámara de fotos, el ampli, la radio... y todos esos cachivaches que me vuelven loca...







Aquí está el ANTES & el DESPUÉS de la habitación:


Mirando al salón en conjunto, podríamos decir que hemos conseguido un estilo vintage industrial que está muy bien ¡para el que le guste claro!







No hay comentarios:

Publicar un comentario