miércoles, 22 de junio de 2016

DIY: Confeccionando mini vestidos.



Últimamente he dedicado algo de mi tiempo a sacar la máquina de coser de la caja y hacer algunas cosillas.
Después de haber aprendido a hacer elementos sencillos como el cactus de tela con botones, pensé que también sería capaz de hacer pequeños vestidos o camisolas, pensando en el veranito y la llegada de nuestra pequeña Eva.

MATERIAL:
-Fieltro, o cartón.
-Máquina de coser
-Retales bonitos
-Hilo a juego con la tela escogida

PASOS:

1. Tomar medidas a la modelo que llevará la ropa. Como yo no puedo tomar medidas a la peque, he utilizado una muñeca. Así, si no acierto, al menos la muñeca tendrá ropita nueva. XD

2. Una vez sabemos las medidas que debe tener la camiseta, hacemos un modelo en fieltro o cartón. 

3.Utilizamos este modelo para realizar marcar sobre nuestra tela el tamaño de la camisola. Haremos dos piezas de cada tela, una para la parte de delante, y otra por detrás.

4. Comenzamos uniendo las dos partes de la camiseta, pero solo por uno de los laterales. Después continuamos repasando todos los laterales haciendo un pequeño remate o dobladillo. Para terminar, coseremos los otros dos laterales de ambas partes, y está listo.




5. Si es para un bebé, tened en cuenta que no es fácil ponerles la ropa y que las proporciones de la cabeza son muy distintas, asi que es recomendable no coser los tirantes, para facilitar el poner y quitar la prenda, y dejarlos con dos nuditos, o con botones. Los nuditos además nos dan mayor margen para adaptar la prenda al crecimiento del bebé.


6. Si queréis aumentar el nivel de "pocholada", recortad un triángulo con la misma tela, rematadlo y cosedlo a unas tiras o una cuerdita para hacer una pañoleta a juego. La ventaja de la pañoleta no es solo que protege del sol, si no que le servirá durante mucho tiempo ya que es extensible, y puede usarse indistintamente de pañoleta o babero.



¡Ay que mona que está la nenuco con los modelitos!

El modelo azul degradé que es el más fresquito, está hecho con unas cortinas viejas; el blanco y amarillo son restos de tela STOCKHOLM de Ikea, y mi preferido, el de florecillas, son sobrantes de otros DIY. Desde luego estos vestidos no tienen precio!!






Esto lo he hecho yo sin tener apenas idea de coser... asi que os animo a atreveros. Me encantará enseñaros más adelante si pude ponerle esta ropita a la peque, y si no pude, deciros en que falló para que la próxima vez ¡no se me escape! 
Lo siguiente... ¡ropa en serio! XD






No hay comentarios:

Publicar un comentario