miércoles, 14 de diciembre de 2016

ANTES&DESPUÉS: Dando un vuelco al baño



Desde que nos mudamos, he procurado poner la casa a nuestro gusto y creo que lo he conseguido. Tiene nuestro toque personal y nos sentimos en ella, pues como debe ser, bien a gusto.

Pero no podía decir lo mismo del baño ni de la cocina... ¡Hasta ahora! Lo de la cocina trae más tela y estoy deseando tenerlo listo y contároslo, pero lo del baño, no me ha llevado más de tres días!!

Hacía tiempo que miraba mi baño y decía: Buah, que rollo de baño!! blanco, blanco, estantes de cristal, azulejos marmolados... ¡pomos con cristalitos brillantes! HORROR
Como podréis imaginar, el baño no lo escogimos nosotros, y es 100% años 90.




Me consolaba diciendo: A ver no es bonito pero está bien, no está muy deteriorado, todavía puede tirar unos cuantos años!! ¿Unos cuantos años mirando para esto? ufff

Y el otro día lavándome los dientes lo ví, ví todo lo que podía hacerle y no me atrevía, y ví que quedaba genial y debía atreverme. Sigue siendo el mismo baño, pero tiene toques tan personales que ahora me gusta, y además, me he quitado de encima algunos HORRORES muy importantes...

1. De mueble blanco aburrido con pomos brilli brilli de abuela, a mueble rojísimo y atrevido:
Rojo para el baño SÍ!! 



-Adquiere gran importancia y con un par de toques das personalidad a habitaciones sin contrastes, como mi baño.
-Da mucha marcha y es ideal en habitaciones en las que no te pasas la vida.
-Proyecta energía, ideal para la ducha mañanera.

No importa lo lacado que esté un mueble; si le das una capa de imprimación antes de la nueva pintura, funcionará.
Y lo de cambiar los pomos, no hace falta ni que lo comente...
MUEBLE DE BAÑO COMO NUEVO POR 20€

2. De baldas al aire de cristal a estantería de madera natural.
Las baldas de cristal son ideales si quieres que parezca que no hay nada, y que los botes de crema a medio gastar se lleven toda la atención. También es ideal para que el polvo y los pelillos de baño se vean en 4D. 
Además en el caso de mi baño las baldas estaban encajadas en un hueco de la pared que pedía ser aprovechado para un mayor almacenamiento.



Estantería de madera natural IKEA: 51€ y vaya diferencia. Más baldas, mejor aprovechamiento. Y la madera en el baño ¡SÍ POR FAVOR! Solo hay que darle un tratamiento aislante a la madera como un barniz al agua o un aceite especial.

3. Paredes desnudas para que admires bien los azulejos pasados de moda.
Azulejos marmolados. Un MUST de hace 20 años. No es vintage, no es nada. Peeero... no quiero ponerme a pintar azulejos que sé que no durarán. Así que escogí tres láminas de María Hesse que me parecieron ideales. ¿Y quién se fija ahora en la pared? 



MARCOS FISKBO: 4€/ ud.

4. Detalles en rojo por todo el baño para que todo tenga un sentido.
¡Vinilos adhesivos! Cuidado con las casas que parecen un álbum de cromos. Un poquito, está genial. Le da un rollo modernillo. Yo tengo uno encargado para la mampara de la ducha pero no me ha llegado asi que no os lo puedo enseñar aún :(

Y de este modo barato y sencillo he conseguido sentirme a gusto en mi baño. Ahora ya no tengo tanta prisa por reformarlo.

¿Qué os parece como ha quedado?




No hay comentarios:

Publicar un comentario