miércoles, 1 de febrero de 2017

Bebés y aceite de palma


Nunca pensé que vería relacionados estos dos conceptos: Leche de fórmula y aceite de palma. Es difícil de creer que un alimento que está pensado para bebés, y que se espera de él la mayor naturalidad y exigencia, resulte contener importantes cantidades de aceite de palma.

¿Qué es el aceite de palma? 
Se trata de un aceite vegetal muy barato y utilizado en la industria alimentaria. Contiene enormes cantidades de grasas saturadas, y lo que es peor, su plantación a gran escala está acabando con las selvas tropicales de Borneo, y con ellas, miles de orangutanes se ven abocados a la muerte y extinción. Todo ventajas.
Podéis informaros a fondo en la página de la OCU

Estas características tan perjudiciales para la salud nuestra, y del planeta, parece que no son suficientes para terminar con su uso, que es cada vez más extendido en todo tipo de alimentos. Os animo a que echéis un ojo a los ingredientes de galletas, cereales, pasteles, aperitivos salados, alimentos precocinados... ¡está en todas partes! 

Pero siempre hay una opción saludable. Desde 2014 es obligatorio especificar en los ingredientes que tipo de aceite vegetal se utiliza. Un rápido vistazo os puede descubrir grandes diferencias entre unas marcas y otras. Suele pasar que a mayor peso internacional de la marca del producto, peor calidad de ingredientes, y también de paso, menos contribución a la economía nacional o regional.

Y una vez sabido todo esto, ¿Cómo es posible que TODAS las leches de continuación contengan aceite de palma? Así es. Lo habéis leído bien. Podéis ir a la cocina a comprobarlo, mirar las etiquetas del supermercado o pasar un rato con el farmacéutico haciendo comprobaciones. Llegaréis a la misma conclusión que yo. 
Incluso las marcas de leche de continuación 100% de cultivo ecológico incluyen aceite de palma, aunque su origen sea menos controvertido. 

Siempre he pensado que la leche materna es la mejor opción pero ahora estoy mucho más convencida de ello. Muchas madres que no han podido o no han querido establecer la lactancia materna, otras muchas como yo que combinan la materna con la de fórmula... ¿Qué estamos dando en realidad a nuestros bebés? ¿Qué hay detrás de todas esas fotografías de mamás y bebés guapos sanos y felices?

Sigo en mi búsqueda de la mejor leche de continuación, y hasta ahora lo mejor que he encontrado es la leche de continuación de Holle, o Babybio, ambas de origen ecológico que al menos garantizan cierta calidad y tratramiento de los ingredientes. Lo tenéis en bebitus si os interesan.

Os animo a firmar la petición de change.org para prohibir el uso del aceite de palma 

STOP AL ACEITE DE PALMA:
https://www.change.org/p/ministerio-de-sanidad-stop-al-aceite-de-palma

O firmad está petición de Greenpeace para detener la tala de bosques en Indonesia:

¡Animo mamás!


No hay comentarios:

Publicar un comentario