miércoles, 6 de diciembre de 2017

DIY árbol de Navidad de tela



¿Que si me gusta la Navidad? Pues en realidad tengo mis dudas... no sé si es porque cada vez es más comercial, o porque me hago mayor y estas cosas dejan de tener gracia a cierta edad, pero sea por lo que sea, me sigue encantando esta época del año. A saber:

1-El ambiente melancólico que supone dejar un año más atrás. La retrospectiva de todo lo vivido.

2-Sentir que la tierra aún nos controla y la naturaleza nos pide que nos cobijemos del frío. Es el tiempo más hogareño.

3-Vacaciones para disfrutar de todo ello.



Eso es lo que más me gusta de esta época, y aunque la Navidad lo represente cada vez menos, sigue siendo una época que disfruto muchísimo, y gran parte de la gracia de todo esto es compartirlo con mis personas amadas. ¡Ya sé que es muy cursi pero es verdad!

Y sí, me  gustan las tradiciones. Si me gusta todo lo que es antiguo, ¿Cómo no habría de gustarme cualquier tradición ancestral? El árbol de este año es muy pero que muy distinto al de otros años, pero creo que el resultado me ha gustado. ¿Queréis probar vosotros?


Desde el año pasado estaba deseando hacer éste DIY. Ya había visto árboles de tela por ahí y me habían parecido preciosos. 

Necesitarás:
1-Tela a tu gusto.
2- Alfileres
3-Tijeras
4-Máquina de coser
5-lazo
6-Pistola de silicona
7-Papel triturado (u otro relleno)
8-Unos kilos de arroz o legumbre bien empaquetados.

PASO 1:
Haz dos mitades con la tela. En una de las mitades, marca las dimensiones del árbol, y recortalo. Ten en cuenta que las telas de cuadros o figuras geométricas ayudan a no torcerse.

PASO 2:
Sobrepon la silueta que ya has recortado sobre la otra mitad de la tela, y fíjalas con alfileres.




PASO 3:
Cose las dos mitades juntas, dejando un espacio sin unir para rellenar el árbol más tarde.



PASO 4:
Pega pequeños lacitos distribuídos uniformemente para poder colgar mas tarde los adornos.




PASO 5
Rellénalo, poniendo los kilos de legumbres abajo del todo, y luego simplemente decóralo a tu gusto.

Os habréis fijado que también hice un "cubreradiador chimenea" con un poco de fieltro. Estaba un poco harta de tener el radiador (tan bonito como es) junto al árbol de Navidad, y se me ocurrió disfrazarlo. 



Sea como sea, la decoración navideña de este año me ha salido más DIY que nunca!! 🤓



Me ha quedado un árbol bastante rechoncho la verdad 😂



Y una de las mayores ventajas de tener un árbol de tela, es que cuando se pase la Navidad, retiras el relleno y puedes guardarlo doblado en un cajón. ¡No ocupa nada!




¡FELIZ PUENTE DE LA CONSTI A TODO EL MUNDO!


No hay comentarios:

Publicar un comentario